Un lugar en este universo 1ª parte

Vivimos una época de cambios sociales, económicos y ambientales.

0

Pero, ¿por qué debería importarnos esta esfera? a fin de cuentas nuestro camino es pasajero, un camino que comenzó hace 200 mil años con la aparición del primer hombre sobre este planeta, comenzando a dominar a las demás especies, a los cielos, las llanuras y los mares.

¿Este es nuestro destino en la solitaria esfera? nadie lo puede asegurar con certeza, nadie puede siquiera definir un destino en esta tierra. O, ¿en la luna?

Dueños o no de nuestro destino tenemos una responsabilidad moral con nuestra especie, con nuestra sociedad, con nosotros mismos; responsabilidad totalmente vinculada a la esfera que nos concibió en el milagro de la vida, que nos dio lo necesario para nuestro desarrollo y que desde hace siglos ha resistido lo que probablemente sea la mayor catástrofe así como atentado a la vida que haya ocurrido en nuestro planeta.

Cambio climático, originado por nosotros mismos, por el hombre en sí; madre de términos como deforestación, contaminación, crueldad a las especies, destrucción de manglares y bancos de coral, desertificación de grandes llanuras, destrucción de bosques, etc.; este cambio únicamente representa el desinterés que tenemos hacia nuestros hermanos de especies variadas y a nosotros mismos. tal vez sea demasiado tarde para cambiar los problemas actuales pero nunca será tarde para cambiar nuestras acciones, lo importante no es lo pasado sino nuestro futuro.

En las próximas décadas aumentarán los casos de desnutrición en el mundo, solo América Latina perderá 50% de sus tierras agrícolas. aumentará el número de muertos por incendios, sequías, inundaciones, tormentas.

Ciertas infecciones se expandirán en regiones en las que jamás, habían aparecido, o aparecerán otras que aunque ya descubiertas hace decenas de años, las están poniendo en circulación para causar daño y muertes. Y lo peor, reaparecerán patologías erradicadas en algunos rincones del planeta.

La polución atmosférica, la destrucción de los bosques, la contaminación de las aguas, están transformando el clima, este proceso empezó poco a poco, hace dos siglos; pero es ahora que se están viendo las primeras consecuencias. el rumbo exacto que tomará la catástrofe lo podemos suponer, y se visualiza muy difícil.

Nevadas fuera de época, sequías en comarcas húmedas, golpes de calor inéditos granizadas fuera de tiempo y otras irregularidades son cada vez más familiares y al mismo tiempo las vemos como lo más natural.

Estamos en la línea de reconciliación con un mundo que necesita comprensión, respeto y sobretodo la conciencia que cada quien pueda aportar; porque tenemos que desacelerar nuestra vida para poder escuchar a esta tierra que necesita acciones, que necesita ser escuchada y que necesita ser atendida. Es nuestra Madre Tierra como lo dijeron nuestros ancestros y no entendemos todavía que tenemos, que debemos cuidarla. Pero somos tan irresponsables, que nos vale verdaderamente lo que le ocurra al planeta.

“La evidencia científica continúa. el clima está cambiando, los efectos ya se sienten y la actividad humana es la causa principal”. Por ello, cualquier acción, por pequeña que sea, es un granito de arena que hará que los efectos del cambio climático sean menos despiadados con los habitantes del planeta.

Dra. Margaret Chang. Directora General de la OMS.

Sigue aumentando sin control la urbanización y el tamaño de las zonas marginales en las megalópolis (en todo el mundo), a las que cada año se suman 25 millones de habitantes más. “el cambio climático va a producir cada vez más y más terribles desastres, por lo que necesitamos trabajar juntos como un sistema internacional para reducir el efecto de estos desastres antes de que sucedan”.

Las diez urbes más grandes del mundo se encuentran en “áreas susceptibles de sufrir un desastre natural, por encontrarse en zonas telúricas o costeras”.

Una de las ciudades más póbladas (y contaminadas) del planeta es la Ciudad de México, que se encuentra en el nada honroso segundo lugar mundial. Ah, pero ahora con el carácter de nuevo Estado Mexicano. Que incluye: más presupuesto (para que se lo roben), más dinero paa obras públicas (de los cuales como autoriador del plan, me llevo el 50%), más plazas para políticos (tranzas) más proyectos habitacionales (para mi compradre el de la constructora), más impuestos (que tenemos que pagar nosotros). Y lo peor es que se siguen otorgando permisos para construir mega/edificios que pretenden alojar a miles de personas; que consumirán miles de litros de agua potable al día, que van a desalojar miles de litros de agua contaminada, desechos humanos, basura por toneladas. Y los Alcaldes de las 16 zonas en que está divida la CMMX, siguen otorgando permisos. Los diputados con fuero seguirán otorgando los permisos para destruir, talar, masacrar árboles, contaminar corrientes de agua. Dan conseciones para bases de taxis piratas, redes de corrupción y narcomenudeo. Ellos viven fuera del nuevo estado mexicano; esos políticos viven en lujosas mansiones o en el vecino país del norte. Esos son los “chilangos”, pues que se vayan con su chilanga madre.

El dilema no se centra en “si habrá o no un desastre sino cuándo ocurrirá”, por lo que se hace “urgente y necesario” tomar las medidas indispensables para evitar el cobro de tantas vidas humanas y de los resultados negativos de acabar con pueblos enteros, que terminarán arrasados por completo.

Aunque “el terrorismo y la guerra son grandes problemas, los desastres naturales son mucho mayores, si hablamos del número de personas afectadas”.

Por primera vez en la historia del planeta, el hombre ha logrado introducir factores de perturbación en los complicados mecanismos de la biosfera que la naturaleza no va a poder amortiguar hasta dentro de mucho tiempo.

E.U. aunque solamente representa 4% de la población mundial, produce 25% de la contaminación por emisión de bióxido de carbono de todo el mundo, es decir, emite más bióxido de carbono que China, India y Japón juntos, que son de los países más contaminantes.

La destrucción de la capa protectora de ozono, el calentamiento de la atmósfera y los océanos y la desertificación de los continentes serán las consecuencias inmediatas, que más adelante se traducirán en un cambio radical del clima que hemos disfrutado durante los últimos milenios.

Lo más dramático es la vertiginosa velocidad con que se van a producir todas estas alteraciones, en comparación con las lentas fluctuaciones climáticas que se dieron en el pasado.

A lo largo de las eras geológicas, la tierra vio cómo crecían los hielos eternos, como las selvas florecían, como los desiertos de formaban, pero esas transiciones fueron siempre muy pausadas, con ritmos que se podían medir por millones de años. Hoy estos cambios ocurren en decenas de años y serán terribles.

Ya sea más al norte, o al sur, el clima de mediados del siglo XXI será más estable y benigno, de ello podrían beneficiarse sobre todo Canadá y parte de Rusia, Siberia, que podrán extender sus cultivos a zonas hasta hoy improductivas. Para muchos mles de personas esto resultará beneficioso, habrá alimentos.

Pero esto, provocará el derretimiento de amplias áreas hoy cubiertas por la nieve, cuyos efectos pueden ser trascendentales, en el año 2050, dentro de sólo dos generaciones. El nivel de los mares habrá subido entre medio metro a 1.5 metros por lo que multitud de islas, como las Maldivas y Sri Lanka en el Océano Índico, o las costas de India, Bangladesh y Burma, desaparecerán para siempre. Lo mismo sucederá con Nueva York.

En las dos últimas décadas se han producido ciclones o huracanes más extremos y continuarán presentándose. Aproximadamente el 60 o 70 % del aumento de la última década puede atribuirse al calentamiento causado por los gases de efecto invernadero

La duplicación del dióxido de carbono en la atmósfera, proyectada a 75 años, tendrá un aumento de la velocidad del viento en los ciclones de un 6%, si lo vemos así es muy poco, pero esto provocará, que se eleve en un 300% la frecuencia de los huracanes tipo 5.

Ríos

Cada día contaminamos más los ríos. Es tan fácil arrojar todos los desperdicios a la barranca, los fraccionadores lo hacen con permiso del Alcalde o de una alguna autoridad metida en otorgar permisos, los diputados entre las personas más corruptas, que con unos miles ( y hasta millones) de pesos lo arreglan todo.

El segundo hombre más rico de México, dueño de Grupo México, la tercer productora de cobre más grande del mundo, mantiene su fortuna personal y familiar casi intacta, pese a la volatilidad de los mercados, los aumentos en impuestos y a pesar de los recientes escándalos por el derrame de tóxicos en un río cerca de una de sus minas. Hubo muertes de animales, contaminación de cultivos e intoxicación de personas, pero eso no importó, la producción no puede parar. Y pagó “tres pesos” de multa”… eso se llama democracia a la mexicana.

 

Incendios

En los últimos ocho años se han registrado en México un promedio anual de casi 9 mil incendios forestales, principalmente en los estados de Chiapas, Oaxaca,   México, Guerrero y Quintana Roo. La superficie afectada fue de aproximadamente 200 mil hectáreas por año, con excepción de 1998, cuando se registraron más de 14 mil incendios afectando una superficie total de 850 mil hectáreas en todo el territorio nacional.

Desafortunadamente, se estima que entre el año 2015 al 2018, perderemos alrededor de 1 millón 200 mil hectáreas de  bosques y pastizales en nuestro país debido a los incendios. 9 de cada 10 incendios, serán causados por personas inconscientes pagadas o ignorantes que no miden las consecuencias a largo plazo.

Un desastre se produce cuando se dan estas tres condiciones al mismo tiempo:

1.- Si se produce un fenómeno natural, o un fenómeno causado por el ser humano cerca de zonas pobladas.

2.- Si la gente vive en lugares peligrosos, como por ejemplo cerca de un volcán activo, en laderas con peligro de deslizamientos, o cerca de ríos que pueden desbordarse.

3.- Si, además, el fenómeno natural debido a ciertas actividades humanas provoca muchos daños, particularmente en aquellos lugares en donde no se ha tomado ninguna medida preventiva.

 

You might also like More from author

Leave A Reply

Your email address will not be published.