¿DE QUÉ MURIÓ EL QUEMADO?

0

Alguien preguntaba: ¿De qué murió el quemado?, la respuesta que dábamos casi de inmediato era: ¡De puritito ardor!
Exactamente es lo que yo les pregunto y les digo a los cientos de “memistas” que se divierten enviado los “famosos memes” en las redes sociales con respecto a la incorporación al equipo del Real Madrid de Javier “el Chicharito” Hernández, mexicano de 26 años de edad, casi la misma que tenía Hugo Sánchez cuando llegó al equipo blanco.

Ya quisiera yo haber tenido la oportunidad de haber llegado a los 26 años al nivel en que el se encuentra, quizá no jugando futbol, sino en otra actividad profesional que pudiera haberme catapultado a alturas mundiales (factores como económico, social, cultural lo impidieron).

¿Cuántos “memistas” ni siquiera han salido de su colonia y se dan el lujo de criticar a alguien que se destaca?

post_img_memesEl “jefe” Tomás J. Boy Espinosa (con “s” de espinas), se suma a esta oleada de críticas ácidas y de muy mal gusto, ¡yo no hubiera ido a calentar la banca! “Yo era un crack, era diferente”. Exclama el adicto a la polémica y que le encanta provocarla con sus declaraciones. Pero cuando  Boy Espinoza era jugador a la edad de 26 años, ni siquiera estaba contemplado como jugador de selección, apenas como integrante de un equipo de primera división mexicana, mucho menos para un equipo internacional. Fue hasta 1986 en que fue convocado para el Campeonato Mundial de Futbol con 34 años de edad. Ahora sí, mi “jefe  cangrejo Boy”, rego el tepache en forma ridícula.

Esos memistas de tercer mundo, ¿han viajado a varios países? ¿están trabajando a un nivel profesional de acuerdo a su edad y grado de estudios? ¿Acaso estuvieron en Madrid cuando jugaba Hugo Sánchez en el equipo merengue y vieron cuando salía al campo, y le empezaban a gritar ¡Indio, indio! con una furia y resentimiento acumulado. Era impresionante escuchar esas palabras ofensivas dirigidas a un mexicano, un joven (tenía 28 años) que estaba representando al país; alrededor de 1986 año en que ganó su segundo trofeo Pichichi con 22 goles anotados, en ese momento, cambio la palabra ¡Indio, indio! cada vez que tocaba el balón ¡indio, indio! cada vez que hacia un tiro al marco y que muchas veces fallaba por el de ¡Hugo, Hugo!, que lo aclamaban como un gladiador, como un vencedor, esos mismos españoles que meses antes lo ofendían.

Siempre vamos a encontrar personas descontentas con su vida, su trabajo, su familia, con el mundo. Y esas personas son las que realizan y critican, ofenden, lastiman, hieren con sus “memes”; alguna vez y en eso me confieso he reído con algún mensaje de este tipo sobre todo refiriéndose a los políticos, personas nefastas algunas, terribles, que de acuerdo a las publicaciones solamente el 30%, de todo el Congreso de la Unión han concluido una licenciatura, eso no nos debería dar risa nos debería dar coraje que unos fulanos que se ostentan como “representes del pueblo” ganan al año lo que cualquiera de nosotros ganaría en veinte años o más; eso señores, es una ofensa del tamaño de México y nadie dice nada (y ellos menos).

Pero volviendo a los memes y las opiniones vertidas por algunas otras personas en contra de el “Chicharito”, yo les digo que cuando tengan la edad de él, el patrimonio que tiene y va a tener, la cultura, el don de gentes que posee, ese carisma, entonces sí podrán criticar o hablar en el mismo plano, en el mismo nivel. Antes cangrejos memistas, pues va a estar difícil.

Los memistas ofensivos, son personas que no tienen cariño, ni han recibido muestras de amor, ni saben perdonar; son personas que nadie habla de ellos (salvo en este espacio) y solamente como una referencia, y su único afán es el de sobresalir por estas manifestaciones ¿literarias, de dibujante de comics, de creador de un arte, de comentarista, de periodista, de artista? Pienso que no, y su única salida es verter este veneno a las redes sociales y a la prensa.
“Jefe cangrejo Boy”, cálmese, primero califique dentro de los primeros ocho lugares para estar en condiciones de pelear por el campeonato en un torneo de futbol kafkiano; y ya después cuando sea campeón, doce o catorce veces seguidas, entonces sí podrá hablar como alguien exitoso; sería algo así como en siete años, más los  62 años que tiene de edad, pues podría ser alrededor de los 69 años de edad, siempre y cuando gane todos los torneos, la kafkachampios, la Libertadores, etc., y entonces podría estar a la altura de un critico serio y respetable (como entrenador). Y el “Chicharito” tendría alrededor de 32 años, buena edad, no excelente para seguir jugando en el Real Madrid, pero jugando todavía; mientras usted quizá hasta con bastón ande. Así pues como decía mi abuela, “calladito se ve más bonito”.

Meme viene de la palabra griega “mimema”, que significa “algo imitado”, y representa una forma de propagación cultural, un medio para que la gente transmita memorias sociales e ideas culturales entre sí. Serios o humorísticos, los memes se caracterizan por su capacidad de transmisión viral, no por su veracidad.

Así es que hasta mentirosos me salieron.

Bonita situación….

You might also like More from author

Leave A Reply